Los alumnos vivieron la experiencia de participar en un concurso de debate y de aprender sus técnicas.

Por Joan Peredo

La habilidad de debatir va más allá de simplemente ser capaz de convencer a una audiencia de que tus argumentos son los más válidos. Debatir es un arte, es respeto, compañerismo, autoestima, profesionalidad y trabajo en equipo. Todo eso han podido experimentarlo  los alumnos de uno de los dos equipos que este año se han presentado a la Liga de Debate organizada por la fundación Atreve-t y ESIC. Los y las alumnas del equipo 1 han vivido esta experiencia con ilusión y trabajo. El jurado ha decidido dar vencedor al equipo de la escuela Martín Sorolla II después de un debate muy muy ajustado. Pero el resultado ha sido lo de menos. Aprender del “feedback” del jurado, del equipo contrario, con un comportamiento exquisito como equipo anfitrión y de la experiencia en el sentido global hacen que el próximo debate lo vayan a afrontan con aún más ganas y convicción de que la próxima vez ganar es posible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies